Corralito financiero español: ¿cómo abrir una cuenta en un banco suizo?

Se llama corralito financiero a la restricción que impone el Estado en los movimientos y retiradas de efectivo de los bancos por parte de particulares.

En España podríamos encontrarnos con dos escenarios de corralito financiero:

  1. Trasladando la definición anterior a España, podría considerarse esa situación y estando bajo el euro. Ese sería nuestro corralito particular.
  2. Hablar de corralón sería la situación base aunque, en lugar del escenario anterior, en este caso bajo una hipotética neopeseta afrontando las consecuencias durísimas iniciales tras devaluación con el cambio de moneda.

El caso 2), quizás, sería interesante a largo plazo comparado con el 1) pero a corto/medio plazo, sería más perjudicial para la economía española el segundo escenario que el primero. No es descabellado que ocurran cualquiera de ambos casos, la similitud con Argentina asusta en este sentido

Independientemente de que vaya a ocurrir o no, las alarmas han saltado en los particulares. La preocupación por lo que pueda ocurrir en un futuro próximo con los ahorros es cada vez mayor. A pesar de que haya remitido en parte esta alarma con la atenuación de la prima de riesgo estos últimos días, la degradada situación de la economía española no la arregla una conferencia.

En España se ha producido una fuga de capital extranjero muy importante en el último año, exactamente del 30%. Los inversores extranjeros huyen de España como de la peste, y seguramente también sea notable, como lo fue en Grecia y lo sigue siendo, la fuga de capital de particulares a cuentas extranjeras (un 20% de los ahorros de la clientela en el país heleno se fugó a bancos alemanes y suizos, desde el inicio de la crisis).

La gente de a pié que no ha tomado aún alguna medida, se pregunta desde hace un tiempo: ¿cómo puedo poner a salvo mis ahorros? ¿qué gestiones puedo realizar? ¿cómo puedo abrir una cuenta en Suiza?

Hasta el más patriótico tiene sus límites y llega un momento en el que conviene velar por los intereses propios y dejar de correr riesgo con lo ahorrado durante muchos años, lo cual haga que el Estado, quizás, trate de limitar estos movimientos. Qué hacer con el dinero sería lo adecuado a explicar pero, responder a eso sería muy extenso (y nunca sería lo suficiente exacto para abarcar cada tipo de particular), así que únicamente voy a poner algunos detalles que he encontrado por la red sobre cómo abrir una cuenta en Suiza y así contestar al menos a la última pregunta del párrafo anterior.

¿Por qué en Suiza? Porque garantiza confidencialidad, una banca desarrollada y próxima geográficamente. Algunos creen que es harto complicado mover nuestros ahorros a Suiza por el montante económico exigido pero es falso lo sea. Existe la posibilidad de hacerlo a través de banca online y la más importante del país es SwissQuote.

Existen varias opciones, si lo que estamos buscando es proteger el dinero ante un posible corralito/corralón ésta puede ser una buena opción. Abrir una cuenta de ahorro es sencillo:

1) Entramos a la web de SwissQuote y seleccionamos la opción “Savings“:

[click para ampliar]

swissquote-abrir-cuenta-en-suiza
2) Presionamos la opción “Open an account” para empezar el proceso de petición de apertura de una cuenta de ahorros:

3) El siguiente paso simplemente sirve para distinguir si tenemos ya cuenta con esta entidad o no. Como lo más probable sea que no, elegimos la opción “No, I do not have a SwissQuote account yet“:

4) Rellenar los pasos que nos indican en los 5 pasos en los que está estructurada la cumplimentación de datos requeridos por el banco. Idioma (inglés, alemán, italiano o francés), cantidad que se va a traspasar, tipo de productos, dirección, etc:

Tras estos pasos, se confirma la solicitud y al cabo de una semana se recibe por correo ordinario la información, documentación y contrato de la cuenta en el idioma seleccionado en la apertura. En la carpeta se incluye una tarjeta de coordenadas para poder operar y un sobre de respuesta comercial donde podremos introducir el contrato firmado y la copia de un documento de identidad certificado, en nuestro caso el pasaporte.

Una vez recibida esta documentación, ya tenemos la cuenta abierta en Swissquote y queda completamente operativa pudiendo transferir fondos. En el apartado “Costs & Conditions” podréis informaros sobre las condiciones de esta cuenta online que os he comentado, que es de obligada lectura antes de lanzarse a la piscina suiza.

Desde otras webs, como burbuja.info se ha hablado de SwissQuote y como siempre, algunos están a favor y otros en contra (que exponen alternativas). En el foro de burbuja.info se están planteando distintas situaciones y muchos siguen convencidos de que la opción de SwissQuote es interesante e incluso, han descrito una anécdota en primera persona acerca de la asiduidad con la que se está empezando a preguntar por esta opción en el Banco de España.

Según cada particular, puede interesar una opción u otra y en este caso sólo se ha explicado el ejemplo para abrir una cuenta en un banco suizo online. Cada uno debe informarse y saber qué es realmente lo que necesita para sus ahorros, ninguna opción es la panacea para todos.

Juan Rico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *