Composición y evolución del precio de los carburantes en España

Fuente: Aguno (Flickr)
Fuente: <a href=
Fuente: Aguno (Flickr)

INTRODUCCIÓN. LOS CARBURANTES Y LA AGENDA PÚBLICA

Todos los años, y en más de una ocasión, la agenda pública lanza el tema del precio de los carburantes, generando debate alrededor del mismo a su antojo. Este año no podía faltar, y más de un día se han vertido noticias sobre el asunto. Una de esas notas redactadas por algunos periódicos, ha podido causar cuanto menos, escepticismo.

Hablamos de artículos como este, en el que se escribe sobre el Ministro Soria y su sospecha sobre un posible pacto de precios de los carburantes entre las petroleras. No es una sospecha, es una evidencia que pactan precios las petroleras, así que la sospecha podría extenderse a su gobierno en un momento cercano, noviembre de 2012. Esta sospecha, puestos a escribir eufemismos, la dejamos para más adelante en la entrada. Primero, vamos a ver cual es la composición del precio de un litro de carburante, con y sin impuestos, en España.

COMPOSICIÓN DE LOS PRECIOS DE LOS CARBURANTES EN ESPAÑA

Para descifrar la composición de los precios de los carburantes, hemos seguido los pasos que en su momento siguió Tecnmovia, y hemos optado por su misma solución, quedarnos con la gráfica que nos ofrece la web de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolífero (AOP). Como es habitual en estos casos, buscamos los datos más recientes, junio de 2013 (.pdf).

Gráfico 1: Composición de los precios de los carburantes, junio de 2013

precio-carburantes-junio-2013

El gráfico, como podemos observar, deja bien clara la composición del total del precio. Un 48’89% y un 45’09% son impuestos en la gasolina de 95 octanos y gasóleo A respectivamente. Analizando el gráfico se observa que el precio real sin impuestos sería de 0’716€/litro para la gasolina de 95 octanos y de 0’732€/litro para el gasoil A (para un precio medio de 1’429€/litro y 1’333€/litro para la gasolina de 95 octanos y gasoil A respectivamente).

Resumiendo, vemos que tanto para la gasolina de 25 octanos y el gasoil A, aproximadamente la mitad de lo que se paga en carburantes corresponde a impuestos, y la otra mitad sería el precio antes de gravar impuestos. Por si no lo sabíamos, ya conocemos que la mitad de lo que pagamos cada vez que repostamos se lo lleva el Estado.

Ampliando esta información, y aprovechando que estamos en agosto, mes en el que se dan diversos desplazamientos para viajar por el país, os traemos dos gráficos que muestran el precio medio con impuestos (precio final pagado por el consumidor), que se cobra en las distintas comunidades. Si podemos elegir, valiéndonos de la siguiente información quizá acertemos en qué lugar puede que nos salga más económico repostar. Los datos los hemos extraído del informe mensual ‘Precios de carburantes y combustibles‘ que realiza el Ministerio de Industria, en este caso, repetimos con el mes de junio (.pdf) | versión Amanece (.pdf).

Gráfico 2: Precio medio con impuestos de la gasolina de 95 octanos, por comunidades autónomas (junio 2013)

Fuente: Ministerio de Industria

Fuente: Ministerio de Industria

Gráfico 3: Precio medio con impuestos del gasoil para locomoción, por comunidades autónomás (junio 2013)

Fuente: Ministerio de Industria

Fuente: Ministerio de Industria

Destaca sobre todas las comunidades, las Islas Baleares por ser la comunidad autónoma en la que más caro es el carburante, mientras que en Canarias sobresale por lo contrario, con un precio sustancialmente inferior al resto de comunidades (precios carburantes de Enero a Mayo en Canarias).

Aunque estos datos sobre las comunidades autónomas españolas no serán importantes si lo que queremos es viajar por los países miembros de la Unión Europea, para lo que nos es útil la siguiente tabla que nos ofrece una idea aproximada de en qué naciones es más caro y más barato llenar el depósito de nuestro bólido. Para descifrar la tabla, es necesario explicar las siglas de tres columnas: (PVP) precio de venta al público, (PSI) precio sin impuestos, (IE) impuesto especial sobre carburantes.

Tabla 1: Tabla de precios e impuestos de gasolina y gasoil para locomoción en la UE (junio 2013)


Fuente: Ministerio de Industria
Fuente: Ministerio de Industria

En esta tabla 1, podemos ver en la columna «porcentaje de impuestos sobre PVP» la cantidad de los impuestos sobre el precio de venta al público por países de la UE en el caso de la gasilona de 95 octanos y, observamos que en el caso de España es un 49’9%, que está por debajo de la media ponderada de la Eurozona, un 56’9%. Reino Unido con 59’8% de impuestos sobre el PVP y Bulgaria con un 44’4%, son el país que más impuestos aplica al PVP y el que menos, respectivamente. También vemos que el país más caro para repostar gasolina de 95 octanos es Holanda (173’2 por 100 litros) y Rumanía en el que es más barato (126’1 por 100 litros).

La misma columna «porcentaje de impuestos sobre PVP» en el caso del gasóleo para automoción, nos muestra que en España el porcentaje de impuestos sobre el PVP es un 45’1%, que está por debajo de la media ponderada de la Eurozona, un 49’5%. Reino Unido con 58’2% de impuestos sobre el PVP y Luxemburgo con un 41’2%, son el país que más impuestos aplica al PVP y el que menos, respectivamente. También vemos que el país más caro para repostar gasolina de 95 octanos es Reino Unido (173’2 por 100 litros) y Luxemburgo en el que es más barato (126’1 por 100 litros).

EVOLUCIÓN DEL PRECIO DE LOS CARBURANTES

Una vez repasados los datos mensuales que hemos ido comentando, es hora de pasar a la evolución de los precios de los carburantes en España. La forma más gráfica de hacerlo que he encontrado ha sido el siguiente gráfico interactivo por cortesía de 20minutos. Desplazando la barra de tiempo en la parte superior izquierda, veremos pasar los años a la vez que los precios mensuales de la gasolina sin plomo y del gasóleo por una parte, y por otra, la cotización del barril Brent, incluyendo además notas con los hitos históricos que supusieron puntos de inflexión en la evolución de los precios y de la cotización, respectivamente.

Gráfico 4: Evolución de los precios de los carburantes en España, y cotización del barril brent (2002-2012)

Jugando con el grafico 4, podremos comprobar la evolución en los últimos 10 años de los precios de los carburantes en España, junto con las oscilaciones que han sufrido por distintos motivos. Siguiendo este gráfico, y fijándonos en los últimos datos de 2012, en noviembre vemos como el precio de los carburantes cayeron. Justo en este momento, es cuando entra en acción de nuevo el ministro de industria, el señor Soria y el gobierno actual. Hay indicios de que el PP presionó a las petroleras para que bajaran los precios drásticamente para falsear los datos antes del cálculo de las pensiones, reduciendo un IPC del 3’6% al 2’9% pero, ¿cuál es el motivo? Resulta que noviembre es el mes que se tiene en cuenta para actualizar las pensiones que se pagarán al año siguiente. Cuanto menor sea el dato del IPC, menos dinero fluirá del Estado a los pensionistas.

Además, la rebaja en los carburantes de dicho mes se tradujo después en la mayor caída de la inflación en España de los últimos tres años. Esta triquiñuela, por llamarle de alguna manera a esta estafa a los pensionistas, que en realidad es atentar contra la redistribución de la renta, ha supuesto un ahorro para el Estado de 1.200 millones de euros. Estos euros ahorrados no habrían podido evitarse de ser pagados a los pensionistas si el PP hubiera cumplido el Pacto de Toledo. Acto seguido, cómo no, las empresas petroleras españolas fueron las únicas en volver a subir precios a toda prisa.

PACTAR PRECIOS

A la vista de estas evidencias, parece que las sospechas del Gobierno sobre el pacto de precios de los carburantes entre petroleras, también se podrían extender sobre pactos y modificaciones de precios ordenados por el Gobierno a las petroleras.

Un ejemplo, de los pactos entre petroleras en cuanto a los precios de los carburantes, lo encontramos en lo que se llama ‘efecto lunes‘. Y en muchos otros casos, en los que claramente se ha ido observando que las petroleras coluden y pactan precios eliminando la competitividad de dicho mercado, perjudicando a los de siempre, los consumidores.

Por eso, irónicamente nos parece una sorpresa que para el Ministro Soria lo de pactar precios entre petroleras sea una novedad. Continuando con la ironía, nos deja estupefactos que el Estado no haga lo suficiente para atacar este problema de competitividad en el mercado del petróleo del país, que la Comisión Nación de la Competencia no haga nada nos parece increíble y, por si no fuera suficiente, nos llama muchísimo la atención que el mismo Gobierno dirija en ocasiones los precios de estas empresas en su beneficio.

Podrán ir en contra, y multar a las compañías de forma irrisoria para aparecer en los medios de comunicación, y que la agenda pública se encargue de ponerles como salvadores, pero si la realidad es que el mismo Gobierno pacta precios con las empresas para dejar con menor pensión a los pensionistas, ¿qué credibilidad puede tener?

El problema de las petroleras, y su connivencia con el Gobierno de turno, es extrapolable a otros países, y a otros sectores. El caso de las eléctricas es muy parecido. Unido a las relaciones existentes entre empresas grandes y los partidos mayoritarios, nos encontramos con que España es un país en el que se favorece la falta de competencia por actitudes corruptas y despreciables, además de favorecer la privatización injustificada de la sanidad, aguas municipales, etc. La posibilidad de acabar como consejero o cualquier otro puesto de trabajo lleva a los partidos políticos a permitir cualquier forma de realizar sus actividades, incluyendo, bancos, petroleras, eléctricas, y otras muchas grandes empresas que evaden impuestos (el 74% del total defraudado al año, en concreto).

El futuro y la solución a los distintos atropellos, como puede ser el futuro decreto que impondrá un peaje que gravará la producción propia de electricidad, vendrá por la autoproducción tanto de electricidad como de nuestro combustible. La tasa de la que hablamos que el Gobierno impondrá, es el peaje de respaldo (así se llamará) que conllevará que generar energía en un domicilio conllevará pagar un 27% más alto que si se opta por el consumo convencional y se abona el peaje por el uso tradicional de la red. El autoconsumo, la autoproducción, provocaría una mayor competencia y mejoraría los precios para los productores individuales a pequeña escala, y para los consumidores, puesto que obligaría a ofrecer mejores precios a las empresas eléctricas. Pero el Ministro de Industria, que capitanea Soria y que supuestamente quiere hacer ver que va en contra de que pacten precios las petroleras, favorece que las eléctricas mantengan rentas de forma artificial e indecente, además de no hacer nada por revertir los pactos de precios sobre carburantes.

Juan Rico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *