Coeficiente Gini – Riqueza, felicidad y desigualdad

Anteriormente, ya saqué a relucir un índice económico, el Índice Big Mac concretamente, que es de tipo no oficial. En esta ocasión, en esta entrada, el índice protagonista es el Índice Gini, oficial, utilizado para medir la desigualdad del ingreso entre los habitantes de un país. Este índice, mezclado con una encuesta que realizó la OCDE, trata de encontrar las relaciones existentes entre la riqueza, la felicidad y la desigualdad. Miembros de «The Economist» han trabajado en estas relaciones y sus conclusiones las comento en el siguiente párrafo.

Hay evidencia, tanto a nivel individual como a nivel de país, de una relación entre ingresos y felicidad. Los ricos de Dinamarca son más felices que los más pobres de China. Hasta aquí, previsible. Sin embargo, hay aspectos interesantes dentro de estos datos. Como parte de un informe sobre la medición del bienestar publicado el 12 de octubre, la OCDE procesó los datos de la «Gallup World Poll«, encuesta en la que se preguntó a gente de todo el mundo, cuán satisfechos estaban con sus vidas en una escala del uno al diez, para revelar, por ejemplo, que el más infeliz danés está mucho más satisfecho que el infeliz chino.

Pero en su conjunto, y lo que sorprende, es que la brecha de la felicidad (la diferencia entre el que menos y el que más satisfecho está) parece tener una relación débil con la desigualdad del ingreso, medida por el coeficiente de Gini. Esto es lo llamativo, ya que se suele asumir automáticamente que la desigualdad conduce a la miseria y por lo tanto, una mayor brecha entre el más satisfecho y el que menos satisfecho está, debería ir acompañada de una mayor desigualdad en la riqueza.

En el siguiente gráfico podéis ver lo comentado anteriormente. Añado una breve leyenda para entenderlo mejor:

  • Círculo rojo – Menos satisfecho (percentil 10 – Interpretación percentiles[PDF])
  • Círculo azul – Más satisfecho (percentil 90 – Interpretación percentiles[PDF])
  • Coeficiente Gini – En cuanto a los datos numéricos: el valor 0 se corresponde con la perfecta igualdad de ingresos y el valor 1 se corresponde con la perfecta desigualdad de ingresos

20111015_WOC781

Las conclusiones del informe realizado por la OCDE, se puede resumir con el siguiente párrafo: «las diferencias entre países son grandes. Además, algunos grupos de la población, en particular con menos educación y bajos ingresos, tienden a obtener sistemáticamente peores calificaciones en todas las dimensiones de bienestar considerados en este informe. Por ejemplo, viven vidas más cortas e informan mayores problemas de salud, sus hijos obtienen peores resultados escolares, participan menos en actividades políticas, están más expuestos a la delincuencia y la contaminación, y están menos satisfechos con su vida como un todo que las personas más educadas y de mayores ingresos.»
Os dejo, para cerrar la entrada, con dos enlaces que me he encontrado por el camino y que se refieren a lo comentado:

Juan Rico

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *