cita090 Julio Cortázar

Yo creo que desde muy pequeño mi desdicha y mi dicha al mismo tiempo fue el no aceptar las cosas como dadas. A mí no me bastaba con que me dijeran que eso era una mesa, o que la palabra «madre» era la palabra «madre» y ahí se acaba todo. Al contrario, en el objeto mesa y en la palabra madre empezaba para mi un itinerario misterioso que a veces llegaba a franquear y en el que a veces me estrellaba.

Julio Cortázar (biografía)
escritor, traductor e intelectual argentino nacido en Bélgica y nacionalizado francés

julio-cortazar
Inicialmente, para no menoscabar las esperanzas de los que han llegado aquí buscando alguna obra de Julio Cortázar (JC), dejo a vuestra disposición un enlace que contiene algunas de las obras de este escritor de origen argentino además de otros tres enlaces que saltaran a vuestra vista al hacer clic sobre ellos.

Esta cita la encontré hace un tiempo, pero el motivo de incluir a JC ha sido el recuerdo de una lectura veraniega de hace unos cuantos años. Época en la que aún viajaba con mis padres cuando llegaba el verano. La lectura no fue un libro concreto, fue una compilación de los cuentos de Edgar Allan Poe (EAP) que me regaló mi padre tras pedírselo. JC lo tradujo al castellano. Después de leer los cuentos, leí Rayuela e Historia de Cronopios y Famas que es hasta la fecha lo último que he leído del protagonista hoy.

La cita, con el tema de las interpretaciones distintas que expone JC, me ha recordado un planteamiento de hace aún más tiempo surgido en una curiosa conversación. ¡Cuántos recuerdos! Parezco el abuelo cebolleta. Bueno, prosigo. Resulta que en esa conversación pasada la discusión trataba sobre una pregunta concreta, o todo lo contrario: ¿somos quienes creemos ser o somos quienes transmitimos que somos?

Llegamos a lo conclusión por aquel entonces, que aunque creyéramos ser de una forma, si lo que hacíamos no lo transmitía, entonces éramos de la forma que hacíamos ver al resto y no como creíamos ser. Incorrecta conclusión quizás, se nos olvidó que las personas interpretan lo que transmitimos cada uno de una forma distinta o gradual dentro de lo que podrían significar nuestros actos. Ese punto de vista se nos pasó por alto, sólo era una conversación informal.

Esto empieza a tomar forma de divagación, así que paralizo el tema en que aquella conversación informal podría cerrarse con que somos los tres planteamientos a la vez. Quienes creemos ser, quienes transmitimos que somos y la forma en que nos interpretan.

Para no divagar ya sabéis… Hasta la próxima.

Juan Rico

5 comentarios

  1. Como decía mi padre, «¿Qué es lo que ve un Diablo?»
    Luego de dejar que uno le diera unas dos o tres respuestas a su pregunta retórica, soltaba:
    «Otro diablo».
    Efectivamente, cada persona ve lo que quiere (y en parte lo que es) en los demás, no hay «termómetro objetivo» que te pueda decir qué es cada quién.

    1. Es una reflexión al aire, sin sustento «científico», la que escribí en su momento desde aquí. Pienso igual que tú, no se puede determinar y delimitar a una persona tan fácilmente. Es tan subjetiva como la opinión de cada uno en cada momento concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *