Continuamos nuestra serie de artículo simulando la aplicación del sistema mayoritario uninominal a las provincias españolas más pobladas (Sevilla; Madrid). Le toca el turno a Barcelona. Los treinta y un escaños que le corresponden a esta provincia lo tenemos que repartir en el mismo número de circunscripciones. Dado que el partido judicial es la única división intraprovincial…