Decía Pierre Boutang que en la escritura de Blanchot encontraba la fuerza de un testigo[1]BOUTANG, Pierre. 1952. Les Abeilles de Delphes. Paris: La Table Ronde, p. 197 y sin embargo, uno diría, estudiando su segundo período, tan fragmentario, que este testimonio es el de una cierta imposibilidad, lleno como está de precedentes y anunciando constantemente…

Porque el deporte es cuerpo, pero nunca ha sido cuerpo de mujer.Matilde Fontecha Me enfrento a este pequeño prólogo desde el cuerpo. He pensado hacerlo desde los datos, las lecturas, el análisis, pero es el cuerpo, al fin y al cabo, el que más luz puede arrojar sobre los acontecimientos. Recuerdos. De pequeña recuerdo las…

Catedrales e iglesias han sido siempre lugares de refugio y recogimiento, aun en tiempos de revueltas, cuando la rabia y el furor de los seres humanos arrasa con todo lo que le resulta incomprensible, diferente o amenazante. Pareciera que los muros, repletos de imágenes y retablos, pudieran contener con su santidad la procacidad de las…