El fin de curso, como de costumbre, está siendo intenso. Además, el calor en el Mediterráneo produce un “efecto cerveza”, incomprensible para casi todos los habitantes del mundo, que se manifiesta en unas ganas terribles de alejarte del ordenador para pisar la calle, las heladerías, y hasta la playa, y dedicarte a la crítica de…