Uno de los pocos privilegios que tiene quien les habla en este tiempo extraño es tener el horario de tutorías los lunes de 10 a 12h en un despacho de la Facultad de Filosofía y Letras lleno de changuitos mexicanos, gatos chinos, voladores de Papantla, camellos napolitanos, dedicatorias de Benedetti, vistas de Florencia, velones de…