“Médicos de vacaciones” es el título de un artículo de Mónica Lalanda escrito en agosto de 2010, que sigue siendo igual de ilustrativo que en aquella época y, supongo, que en muchas anteriores y futuras. Y es que un médico, nunca descansa…bueno, casi nunca. Tenemos la obligación de formarnos, estar actualizados, trabajar X horas dependiendo…