Agente doble

Margarit Ralev

Nadie repara en mí al dejar el sobre en el lugar convenido. Me tomo un café solo, sin azúcar, en el bar de la estación de autobuses. Regreso a los veinte minutos e intercepto el sobre en la misma consigna donde lo oculté. Lo abro y leo mis instrucciones.

Comprendo que tengo que ser eliminado.

Imagen creada por Margarit Ralev – FreeImages.com
David Vivancos Allepuz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *