¿A quién pertenece el BCE?

En una entrada anterior ya hablé sobre «El BCE y la política monetaria en Europa», en la cual, explicaba de una forma bastante escueta los objetivos y las estrategias llevadas a cabo por la máxima autoridad en materia de política monetaria en Europa, dentro de la cual se encuentra el BCE.

Por ello, es necesario analizar quien es el BCE y a quien pertenece el banco que toma las decisiones en Europa y que de modo directo o indirecto nos afectan a los ciudadanos de a pie, bien cuando vamos a solicitar un préstamo, contratar un deposito, etc…

Para conocer a este organismo, debemos remontarnos al año 1998, más concretamente al 1 de junio de 1998, fecha en la cual se crea en Fráncfort el BCE, que sucede al Instituto Monetario Europeo (IME)

El 1 de junio de 1998 es también la fecha de creación del «Sistema Europeo de Bancos Centrales», el marco institucional que comprende el BCE y los bancos centrales de todos los Estados miembros de la UE.

Primera reunión del Comité Ejecutivo un día después de la creación del Banco Central Europeo (BCE)
Fuente: Banco Central Europeo (BCE)

Aunque el Banco Central Europeo se rige directamente por la legislación de la Unión Europea y por tanto, no con la legislación mercantil aplicable a las empresas privadas, su puesta en marcha se asemejó a la de una sociedad anónima en el sentido de que el BCE tiene acciones y capital social.

El capital del BCE procede de los bancos centrales nacionales (BCN) de todos los Estados miembros de la UE y asciende a 10.825.007.069,61 euros (a 1 de julio de 2013)

Nota: Es posible que alguno haga cuentas con los importes de los cuadros que se muestran más abajo y no les cuadren las cuentas. Esto es debido a que los 10.825.007.069,61 euros es el capital total suscrito y, los importes que se muestran en los cuadros, el capital desembolsado.

Las participaciones de los BCN en este capital se calculan utilizando una clave que refleja la participación de los respectivos países en la población y en el producto interior bruto de la UE. Estos dos factores tienen igual peso a efectos de dicho cálculo. El BCE ajusta las participaciones cada cinco años y cuando un nuevo país se adhiere a la UE, sobre la base de los datos suministrados por la Comisión Europea.

Desde el inicio de la tercera fase de la Unión Económica y Monetaria el 1 de enero de 1999, la clave de capital se ha modificado en cinco ocasiones: se efectuaron ajustes quinquenales el 1 de enero de 2004 y el 1 de enero de 2009, y se realizaron nuevos ajustes el 1 de mayo de 2004 (con motivo de la adhesión de Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia y la República Checa), el 1 de enero de 2007 (cuando Bulgaria y Rumanía se incorporaron a la UE) y el 1 de julio de 2013 (cuando Croacia ingresó en la UE).

En suma, todos los bancos centrales nacionales (BCN) de los Estados miembros de la Unión Europa participan en el capital del BCE. Los BCN no pertenecientes a la zona del euro deben desembolsar solo un pequeño porcentaje.

El capital desembolsado al BCE por los BCN miembros de la Unión Europa, está distribuido de la siguiente manera:

Fuente: Banco Central Europeo (BCE)

Los beneficios y pérdidas netos del BCE se asignan entre los BCN de la zona del euro de conformidad con el artículo 33 de los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo

Los BCN de los once países de la UE no pertenecientes a la zona del euro deben desembolsar un pequeño porcentaje de su participación en el capital suscrito del BCE como contribución a los costes operativos del BCE en relación con su participación en el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC). Desde el 29 de diciembre de 2010, sus contribuciones suponen el 3,75% de su participación total en el capital suscrito. El capital desembolsado al BCE por los BCN no pertenecientes a la zona del euro asciende a un total de 123.575.168,52 euros, distribuidos como sigue:

Fuente: Banco Central Europeo (BCE)

Los BCN de los países no pertenecientes a la zona del euro no tienen derecho a participar en los beneficios distribuibles del BCE, ni tampoco son responsables de cubrir sus pérdidas.

Una vez vista la distribución del capital entre los distintos Bancos Nacionales pertenecientes o no a la Unión Europea, nos puede surgir la duda de, ¿Tiene el mismo peso Alemania con un 18,76 % del capital del BCE que, Malta con un 0,06 % en las decisiones tomadas dentro del seno del BCE?

La respuesta que a la mayoría de nosotros nos viene a la cabeza es un rotundo «NO». ¿Como un país que tiene un porcentaje insignificante sobre el total del capital del BCE va a tener la misma importancia en cuanto a la toma de decisiones que uno que tiene casi el 20%?

Si atendemos a lo establecido en los tratados de la UE, el BCE actúa de manera independiente y, las instituciones de la Unión Europea y los gobiernos nacionales están obligados a respetar la independencia del Banco Central Europeo.

Sin embargo, muchos opinan lo contrario y argumentan que, quienes verdaderamente mandan en el BCE son quienes mayores porcentajes de participación tienen.

Estas conclusiones se deben argumentar con datos, los más objetivos posibles por lo que, aquí dejo planteada la duda para que cada uno saque sus propias conclusiones y, analice las decisiones de política económica tomadas por el SEBC en busca de algún tipo de indicio en favor de algún país en concreto.

Aritz Calvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *