Al rescate literario feminista

Entrevista a Ménades Editorial

A través del grito ¡Publiquemos a Mujeres! La nueva editorial feminista Ménades lanza su proyecto de crowdfunding en verkami con un objetivo muy claro: rescatar a las olvidadas, publicar a las actuales, debatir desde la trinchera. Un proyecto necesario y muy valiente en tiempos de colonialismo digital.

Con las ganas de saber un poco más de esta iniciativa entrevistamos a las componentes de Ménades quienes nos cuentan en primera persona en qué consiste su proyecto editorial.

¿Cómo surge la idea de poner en marcha este proyecto? 

En un principio la idea surgió de una cena, en la que la profesora de literatura de la Universidad Autónoma Carmen Valcárcel se la comentó a Carmen Peire. Entre Cármenes anduvo el juego. Posteriormente Carmen Peire la propuso como línea editorial dentro de otro proyecto que dirigía uno de nosotras, Javier Baonza. Él fue el nexo de unión con el resto de compañeras que ahora trabajamos con ilusión y esmero para que este proyecto salga adelante. Nos gusta definirnos como diferentes piezas de un puzzle que ha encajado a la perfección.

Todo se articuló el pasado verano, coincidiendo también con la constitución de la Asociación de Mujeres Escritoras e Ilustradoras (AMEIS), con quien colaboramos en ese fin de visibilizar a la mujer en el ámbito literario. Cuando nos reunimos todas por primera vez para hablar de la editorial nos entusiasmamos enseguida: era justo lo que estábamos buscando hacer en estos momentos de nuestras vidas y todo era una vorágine de ideas, obras pendientes de publicar, amor por la literatura y un espíritu feminista que nos cimenta a nosotras y al proyecto.

Y así, día a día, nos impulsa la necesidad del rescate literario de tantas escritoras cuyas obras no han visto la luz en nuestra cultura, y otras muchas que han tenido dificultades para publicar actualmente.

Foto: Ménades


¿Qué obras tenéis pensado editar para comenzar? 

Los primeros títulos saldrán en febrero aunque ya estamos adelantando en nuestras redes sociales las obras de marzo.

Nuestro objetivo es publicar a aquellas autoras olvidadas y silenciadas, así como favorecer la publicación de nuevas escritoras y realizar una labor crítica y de lucha mediante hombres y mujeres que con sus textos contribuyan al estudio de género.

Tenemos previstos, en nuestra colección Olvidadas, El duende del jardín y otros cuentos, de Willa Cather; Pájaro Rojo hablade Zitkala Sa; La emancipación de la mujer, de Flora Tristán;  Diarios, de Ioanna Tsatsos y Caballero Jack. Los diarios de Anne Lister (a partir de los cuales la BBC estrenará en marzo su serie Gentelman Jack). Para esta colección también tenemos a muchas otras autoras en lista, ya que por desgracia a nada que buscas surgen de todas partes… Jane Anger, Agustina González, Oliva Sabuco o Emmeline Pankhurst son algunas de ellas.

En la línea de Actuales, Las razones de Jo, de Isabel Franc; La escalera mágica, de Pilar González Serrano; El unicornio y el delirio, de Anguelikí Korré; Célanire cuello cortado, de Maryse Condé (Premio Nobel alternativo 2018) y Grietas, de Inés Herrero.

Y en la línea de ensayo que hemos denominado Trincheras, Las heteras en la Antigua Grecia, de Catalina Aparicio; Helena y Penélope, dos ejemplos contrapuestos, de Daniel Tubau y El contrato sexual,de Carole Pateman (todo un referente mundial).

Foto: Ménades


Sobre el soporte de lectura, ¿cuál es vuestro planteamiento? ¿Libro digital, libro en papel o ambos? ¿Por qué?

El soporte será tanto en ediciones en papel como en digital. El objetivo es abarcar al mayor público posible y adaptarnos a los nuevos formatos de lectura. Son diferentes soportes, cada uno tiene ventajas y desventajas. No vamos a condenar ninguna opción porque sería rechazar la posibilidad de que la gente conozca estas obras, que consideramos imprescindibles para conseguir un panorama literario, cultural e histórico más enriquecedor y completo.

¿Cuáles pensáis que son las principales dificultades con las que se encuentra el sector editorial en nuestro país?

Pensamos que, principalmente, la sobresaturación del mercado, el hecho de que a menudo las grandes editoriales lanzan numerosos títulos al mes, la mayoría frívolos o insustanciales, para aprovechar determinadas modas o coincidir con los personajes famosos de turno… Se publican muchos libros de muchos temas, y no hay lectores suficientes para tantos libros. ¿Cuál es la vida que le permitimos a cada título que se publica? Hay que buscar una necesidad, un vacío en el sector, y llenarlo con mucho amor y dedicación. Nosotras vimos esa necesidad pendiente; esa lucha y deuda histórica con tantas mujeres. Es por eso que hemos decidido abarcar ese vacío que existe en nuestra cultura y combatirlo de la mejor manera posible: con más cultura.

Dar a conocer obras de autoras relevantes que por las circunstancias de su época no pudieron publicar, ser la oportunidad de aquellas escritoras actuales y de la realidad que empuñan sus textos, y favorecer el escenario de debate y reflexión sobre el feminismo en la actualidad. Pensamos que una editorial es la forma de conseguirlo. Podemos estar locas, pero nos encanta la forma que está cogiendo este proyecto y depositamos todo nuestro esfuerzo en él.

Por otro lado, es muy difícil emprender un proyecto de esta envergadura. Los costes derivados del trabajo editorial pueden llegar a ser muy altos y en ocasiones es difícil lograr que la actividad editorial sea una realidad a largo plazo.

Es por eso que nosotras hemos lanzado una campaña de crowdfunding en la plataforma Verkami. En esta campaña la gente puede conseguir diferentes recompensas en función de las aportaciones. Apenas tenemos un mes para lograr nuestro objetivo, pero ya sentimos el calor y el apoyo de la gente que está depositando su confianza en nosotras. Desde aquí les agradecemos muchísimo a cada mecenas que está aportando su granito de arena, prometemos no defraudarles.


¿Cuál es el proceso para conseguir nuevos títulos?

Para completar la colección de Olvidadas, existe una brecha histórica y literaria muy amplia en nuestro país. Solo hay que escarbar un poco para encontrar textos, realidades, identidades oprimidas, exiliadas… hay una labor pendiente muy grande en este sentido. Buscamos, leemos y seleccionamos a mujeres de todas las épocas y nacionalidades, así como de cualquier género, que han sido descatalogadas, que nunca han sido traducidas, que no han formado nunca parte del canon o se las ha apartado injustamente, o cuyas obras, por circunstancias históricas como puede ser el exilio, no han visto la luz en España.

Para la colección de Actuales colaboramos con la Asociación de Mujeres Escritoras e Ilustradoras (AMEIS), que apoya en todo momento nuestro trabajo y aporta continuamente nuevas ideas, autoras y creaciones.

Para la línea de Trincheras, consultamos estudios y fondos, ya sean extranjeros o nacionales, y seleccionamos a aquellas que creemos que pueden encajar en nuestra editorial por sus valores, calidad y perspectivas nuevas.


¿Qué es lo que más os gusta del trabajo de edición?

A cada una de nosotras, al provenir de un área diferente del mundo del libro, del periodismo o de la publicidad, nos absorben y gustan más determinadas tareas que otras. Por ejemplo, las editoras disfrutamos mucho revisando, limpiando y corrigiendo los textos, nuestra diseñadora es una máquina a la hora de crear portadas llamativas y maquetas bonitas, o quien es más especialista en marketing pasa más tiempo en las redes…

Pero en general, lo que a todas nos gusta muchísimo y nos enriquece es descubrir nuevas voces y escritoras de las que nunca nos habían hablado, y tener en nuestras manos la oportunidad de sacarlas a la luz.

Es un honor, la verdad, y una responsabilidad. Lo que queremos es dar voz, hacer posible que la obra tenga su soporte para ser leída y disfrutada.

gif: Ryan Seslow

¿Nos podéis hablar un poco más del planteamiento que hay detrás de vuestras tres líneas editoriales?

Nos presentamos al público con tres grandes ideas, que son las que se encuentran detrás de cada colección: recuperar las voces olvidadas, dar oportunidades a las nuevas autoras y fomentar el debate público.

Creemos que son tres vertientes distintas e imprescindibles para actuar desde el feminismo. No solo queremos hacer justicia histórica con las Olvidadas y recuperar la voz de aquellas que fueron obviadas, menospreciadas y minusvaloradas por haber publicado siendo mujeres, también es nuestro deseo, a través de Actuales y Trincheras, reflejar este conjunto de posibilidades presentes hacia un mundo más igualitario y que son un horizonte hacia el que encaminarse, ya sea mediante la literatura, el ensayo o el estudio.

Irene Bebop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *