John Falstaff, en Henry IV[1]SHAKESPEARE, William. 1980. Complete Works. London: Penguin (todas las traducciones son nuestras), es el símbolo de la gracia desorientada y las conductas goliardescas. Será el príncipe Henry quien haga su más acertada descripción de él: «Bien veo que te enmiendas, en vida: del rezo al robo» (I.ii.114-15). Y Falstaff, a su…

La viuda salió a fumar un cigarro mientras esperaba el resultado. Como suponía, el informe del forense fue concluyente: «el corazón del octogenario Sebastian Soto había sufrido una combustión espontánea y se había convertido en ceniza». Con esas mismas palabras lo explicó horas después el facultativo a los allegados mientras Rosita Cortázar, espejito en mano,…